Tag Archives: Windows 7

Windows 10 todavía no ha logrado superar a Windows 7

Aunque los diferentes medios especializados en el tratamiento y la medición de cuota de mercado ofrecen datos dispares en todos los casos se confirma una misma realidad; Windows 10 no consigue superar a Windows 7.

En NetMarketShare por ejemplo hemos visto datos que apuntan a una distancia considerable entre ambos sistemas operativos, mientras que Statcounter mostraba una diferencia cada vez menorque apuntaba a que Windows 10 iba a superar a Windows 7 antes de cerrar 2017, pero al final dicha predicción no se ha cumplido.

Como podemos ver en la gráfica que acompañamos en el artículo Windows 10 cerró el año con una cuota de mercado del 41,69%, cifra que lo coloca un pelín por debajo del 41,89% que registró Windows 7.

El gráfico también nos muestra la tendencia que ha experimentado cada sistema operativo de Microsoft durante 2017 y confirma una tendencia a la baja en Windows 7 y una tendencia al alza en Windows 10.

Por su parte Windows XP y Windows 8.1 experimentaron pequeñas caídas durante todo el año. Lo mismo ocurre con Windows Vista, que se ha embarcado en una caída lenta pero constante que lo deja con apenas un 0,7% de cuota de mercado. Recordad que ni Windows XP ni Windows Vista tienen soporte oficial por parte de Microsoft.

Han pasado casi dos años y medio desde el lanzamiento de Windows 10 y durante todo ese periodo ha sido posible conseguirlo gratis actualizando desde Windows 7 y Windows 8.1, gracias a la promoción inicial de Microsoft y al mantenimiento de la opción de tecnologías de asistencia.

Incluso a pesar de esa promoción y de la posibilidad de actualizar gratis el nuevo sistema operativo de Microsoft lo ha tenido difícil y no ha terminado de gustar a algunos usuarios, que prefieren seguir aferrados a Windows 7.

Motorola EZ30 Batería compatible para Motorola Google Nexus 6 XT1100 XT1103 XT1115
250W ATX Enhance ENP-2320A Power Supply
APPLE A1337 A1315 A1219 Batería compatible para iPad 16GB 32GB 64GB (Wi-Fi) (Wi-Fi + 3G)
Acer AC14B18 Batería compatible para Acer Extensa 2508 2519 TravelMate B115-M B115-MP
HP 789609-001 Batería compatible para HP Pavilion X2 10-K010NR
medion BTP-DKYW Batería compatible para Medion BTP-DKYW para ordenador portátilbattery

La actualización gratis a Windows 10 termina el 31 de diciembre

La actualización gratis a Windows 10 utilizando las tecnologías de asistencia terminará el 31 de diciembre de 2017, según anuncio oficial de Microsoft.

El programa de actualización gratuita desde equipos con licencia válida de Windows 7 y Windows 8.1 que puso en marcha Microsoft con motivo del lanzamiento de Windows 10, finalizó oficialmente el 29 de julio de 2016.

Sin embargo, Microsoft anunció una excepción para los usuarios con problemas de vista u oído que necesitaran las tecnologías de asistencia. Se trata de las funciones de “accesibilidad” como uso del narrador y el texto a voz, el contraste alto y otras opciones visuales, la lupa o las características especiales para el teclado y ratón.

La semana pasada comentábamos que esta excepción se ha mantenido después del lanzamiento de la nueva versión Windows 10 Fall Creators Update y como en anteriores ediciones, sin verificación posible de que el usuario que la utilizara necesitara estas tecnologías de asistencia. Hablando claro: un coladero para cualquiera.

Además y según vuestros propios comentarios, la actualización gratis a Windows 10 sigue funcionando sin tan siquiera utilizar estas tecnologías de asistencia tras el lanzamiento de Fall Creators Update. Confirmación de la idea extendida en la industria que Microsoft lo permite ante el interés de ganar usuarios para un estancado Windows 10.

Sería mejor un programa abierto y transparente para que cualquiera usuario con licencia válida de Windows 7/8 pudiera actualizar a Windows 10 cuando lo estimara oportuno. Oficialmente, no lo hay. Oficiosamente, sigue funcionando, mediante las tecnologías de asistencia hasta el 31 de diciembre de 2017.

Windows 10 podría superar a Windows 7 antes de terminar 2017

Los últimos resultados de cuota de mercado publicados por la firma Statcounter confirman que Windows 10 podría superar a Windows 7 antes de cerrar este año, una posibilidad que hace unos meses nos habría costado bastante creer.

Como podemos ver en la imagen que acompañamos los resultados son muy claros. Durante el mes de septiembre Windows 10 ha seguido recortando distancia y está cada vez más cerca de Windows 7, un sistema operativo que según los expertos podría convertirse en “el nuevo Windows XP” y lo cierto es que no les faltan razones para darle tal calificativo.

Windows 7 ha sido uno de los sistemas operativos con mayor éxito que ha lanzado Microsoft y su adopción a nivel de consumo ha sido fantástica, tanto que ni siquiera las ventajas que ofrece Windows 10 ni la promoción de obtenerlo gratis consiguieron animar a muchos usuarios a cambiar.

Echando un vistazo a los números concretos vemos que los datos de Statcounter dejan a Windows 10 con un 39,3% y a Windows 7 con un 43,99%, lo que significa que hay una diferencia mínima y que efectivamente si se mantiene la tendencia Windows 10 podría superar a Windows 7 en un par de meses.

Haciendo un cálculo aproximado para los próximos tres meses (al cierre de diciembre)  basado en esa tendencia que vemos reflejada en la gráfica todo apunta a que Windows 10 podría situarse en un 43%, mientras que Windows 7 quedaría en un 40%.

Tened en cuenta que dichas cifras son una estimación, y que con el lanzamiento de Windows 10 Fall Creators Update cabe la posibilidad de que los resultados sean más favorables para el nuevo sistema operativo de Microsoft.

¿Quieres Windows 10 gratis? Así puedes obtenerlo

El Windows 10 gratis, el programa de actualización gratuita desde equipos con licencia válida de Windows 7 y Windows 8.1 que puso en marcha Microsoft con motivo de su lanzamiento, finalizó oficialmente el 29 de julio de 2016. Un día más tarde, las notificaciones de actualización se detuvieron y la polémica aplicación GWX con el “Obtén Windows 10” desapareció del mapa. En teoría, eso significaba que el Windows 10 gratis se había acabado, oficialmente…

Lo curioso es que casi un año después la oferta de actualización gratuita a Windows 10 sigue funcionando perfectamente y los servidores que Microsoft ha dedicado a la activación del sistema continúa validando instalaciones que en teoría no deberían estar permitidas.

A nadie escapa el interés de Microsoft por incrementar la cuota de mercado de Windows 10, cumplir el objetivo ya retrasado de alcanzar los 1.000 millones de dispositivos y eliminar el reinado de Windows 7, que, a este paso, va a durar bastante más de lo previsto y deseado por la compañía. Así las cosas, no resulta extraño que Microsoft esté manteniendo (y mantendrá en el futuro) este Windows 10 gratis.

Por si te interesa, repasamos la manera de conseguir Windows 10 gratis y legal, entendiendo en todos los casos la necesidad de contar previamente con una licencia válida de Windows 7 o Windows 8/8.1, que será la utilizada para validar la instalación de Windows 10.

Actualización

Actualizar directamente sistemas Windows 7 o Windows 8/8.1 es la manera más sencilla de obtener Windows 10. El proceso es muy sencillo como te hemos explicado en varias ocasiones. La actualización conserva aplicaciones, configuraciones y datos de usuario aunque es recomendable hacer una copia de seguridad del sistema y/o datos previamente como salvaguarda en caso de errores. Una vez realizado el backup seguimos este paso a paso:

  • Accedemos al portal web que Microsoft ha dedicado a Windows 10 y pulsamos sobre el botón de descarga de la herramienta de creación de medios, “MediaCreationTool.exe”.
  • Ejecuta y elige el método de actualización.
  • La herramienta descargará los archivos necesarios y preparará el equipo para la actualización.

El asistente terminará la instalación, actualizará el equipo a Windows 10 y validará el sistema conectando con los servidores de activación de Microsoft. Recuerda que para ello debes realizar la actualización desde un equipo con licencia válida de Windows 7 o Windows 8.1

Instalación limpia

Otra opción es realizar una instalación limpia del sistema. Frente al modo actualización, la ISO de Windows 10 que ofrece Microsoft permite realizar una instalación desde cero. Tiene sus ventajas frente a la actualización, como que podremos instalarlo en cualquier momento y en cualquier equipo compatible que supere los requisitos básicos de hardware. También salvaremos posibles incompatibilidades de aplicaciones instaladas o el bloatware de los fabricantes.

Frente al método de actualización y para validar la instalación, aquí necesitaremos una clave válida de Windows 7 o Windows 8/8.1 que no se haya usado previamente en Windows 10. De la siguiente manera:

  • Accede al portal web que Microsoft ha dedicado a Windows 10 y pulsamos sobre el botón de descarga de la herramienta de creación de medios, “MediaCreationTool.exe”.
  • Ejecutamos y elegimos el método de creación de medios.
  • Seguimos creando el medio de instalación y elegimos idioma, edición de Windows y arquitectura:
  • En esta pantalla podemos seguir con la preparación del medio (en este caso un USB aunque puede ser un DVD) o podremos optar por descargar la ISO de Windows 10 para grabarla más tarde o para utilizarla en una máquina virtual. Optamos por la primera opción. La unidad USB debe ser mayor de 3 Gbytes y personalmente recomendaría un modelo USB 2.0. Aunque sea más lenta que una USB 3.0 son más compatibles y suelen dar menos problemas a la hora de instalar sistemas operativos.
  • La aplicación comenzará a instalar Windows 10 en el medio elegido. Tardará un poco. Paciencia.
  • Una alternativa en la pantalla anterior es descargar la ISO de Windows 10 al disco duro y “quemarla” posteriormente con nuestra herramienta favorita. En este caso recomiendo utilizar Rufus, especialmente si vamos a instalar el sistema operativo en máquinas con UEFI.

Una vez terminada la instalación y para validar la copia de Windows 10, vamos a la herramienta de “Configuración > Actualización y seguridad > Activación. Allí seleccionamos activar con la clave de producto e introducimos la clave válida alfanumérica que tengamos de Windows 7/8/8.1.

Tecnologías de asistencia

Microsoft anunció una excepción a la hora de programar la finalización del Windows 10 gratis para los usuarios con problemas de vista u oído que necesitaran las tecnologías de asistencia. Se trata de las funciones de “accesibilidad” como uso del narrador y el texto a voz, el contraste alto y otras opciones visuales, la lupa o las características especiales para el teclado y ratón.

Los usuarios con problemas visuales o auditivos pueden conseguir la actualización a Windows 10 gratis desde esta página oficial. El tema es que la página y el enlace está disponible para cualquier usuario sin tener que demostrar que efectivamente se necesitan estas funciones. Una vez instalado se puede gestionar las opciones de accesibilidad como hacemos en la versión “estándar”. Microsoft no ha anunciado fecha para la finalización de esta excepción.

Windows 10 en equipos nuevos retail

¿Y si hemos montado un PC por nuestra cuenta y no tenemos licencias? Hay una manera económica de conseguir Windows 10 porque “El que hizo la ley hizo la trampa”. Aunque en teoría ya no se venden de forma oficial, puedes conseguir en minoristas como eBay claves de licencia de Windows 7 muy económicas.

Algunas son tan baratas (unos cuantos euros) que sinceramente dudamos de su legalidad… Sin embargo, siguiendo el método que hemos visto de Instalación limpia, Microsoft “legaliza” estas versiones validando equipos para Windows 10 sin mayor dificultad.

Windows 7 fue el “culpable” de la expansión de WannaCry

WannaCry, el troyano utilizado para el ataque de Ransonware iniciado el pasado viernes, se extendió a través de equipos con Windows 7 casi en su totalidad. Por el contrario, las máquinas infectadas con Windows XP fueron prácticamente inexistentes.

Como sabes, WannaCry aprovecha una vulnerabilidad del protocolo SMB para atacar sistemas Windows. La vulnerabilidad fue parcheada por Microsoft en el mes de marzo pero afectó a los sistemas sin soporte (Windows XP, Windows Vista…) y también a los que aún soportados, no habían sido actualizados.

WannaCry afectó al menos a 200.000 equipos y según el análisis de la firma de seguridad Kaspersky Lab, más del 97 por ciento de los ordenadores infectados corrían Windows 7.

Las cifras desafían la percepción ampliamente repetida de que el brote fue producido por el uso de sistemas obsoletos y sin soporte. De hecho, la incidencia sobre Windows XP fue mínima.

La versión de Windows 7 más afectada fue la de 64 bits, casi el doble que la de 32 bits, lo que se explica por su mayor incidencia en el segmento corporativo. En resumen. Las des-informaciones iniciales no fueron correctas. La extensión de WannaCry se debió fundamentalmente a la falta de actualización de los equipos y no al uso de sistemas sin soporte.

En todo caso, solo se necesitaron unos miles de máquinas vulnerables para permitir la distribución generalizada de este malware, según la investigación de Malwarebytes.

Ya sabes, contra WannaCry y en general contra cualquier Ransomware, la gran vacuna se llama prevención.

Hackean el bloqueo de actualizaciones en Windows 7-8.1 impuesto por Microsoft

Una de las noticias de la semana pasada fue el bloqueo de actualizaciones en equipos con CPUs de nueva generación, Kaby Lake de Intel o RYZEN de AMD, que estén ejecutando sistemas operativos Windows 7 o Windows 8.1.

Una medida muy polémica que la mayoría de medios y usuarios entienden como una maniobra comercial para “obligar” a los usuarios a migrar a Windows 10, mientras que Microsoft la motiva en que la nueva generación de procesadores “incluyen nuevas capacidades y hardware que dificulta o impide la compatibilidad” con los sistemas operativos más antiguos.

El debate se maximiza porque Windows 7 y Windows 8.1 todavía cuentan con soporte de Microsoft, extendido y estándar, respectivamente, y se considera que debería respetarse la elección del cliente por un sistema u otro, al menos hasta la finalización del soporte oficial. Por no hablar de los problemas de seguridad que puede ocasionar la utilización de sistemas no actualizados, porque la mayoría de usuarios en consumo seguirán usando Windows 7 y Windows 8.1, aunque no tenga acceso a actualizaciones.

Sea como fuere, nuestros compañeros de MuyWindows nos informan de un parche que permite superar el bloqueo de actualizaciones en Windows 7 y 8.1. Y lo hace de forma muy sencilla “engañando” al sistema para que crea que todos los componentes utilizados siguen teniendo soporte y no realice la comprobación de la CPU.

El hack trabaja sobre el parche oficial de Microsoft, KB4012218, enviado en el último grupo de parches mensual. Este parche es precisamente el responsable de la introducción de la limitación en Windows Update. El desarrollador comenta que también ha tenido que parchear la biblioteca de vínculos dinámicos wuaueng.dll, en un hack que está disponible en GitHub y ofrece scripts para las ediciones de 32 y 64 bits de Windows 7 y Windows 8.1.

No lo hemos probado pero comentan que funciona perfectamente. Microsoft puede volver a introducir la limitación en una próxima actualización de Windows Update, pero el proceso a seguir parece que sería el mismo en un juego de gato y ratón que veremos donde termina.

El script parchea archivos del sistema por lo que es altamente recomendable hacer copias de seguridad antes de aplicarlo. Si te interesa, puedes descargarlos desde esta página de GitHub.

Microsoft bloquea actualizaciones para Windows 7 en equipos con CPUs nuevas

Estaba anunciado pero finalmente se está produciendo. Nosotros todavía no lo hemos visto pero según medios estadounidenses, Microsoft ha comenzado a bloquear actualizaciones en equipos con CPUs de nueva generación, Kaby Lake de Intel o RYZEN de AMD, que estén ejecutando sistemas operativos Windows 7 o Windows 8.1.

Medida polémica. Aunque Microsoft argumenta que la nueva generación de procesadores incluyen nuevas capacidades y hardware que dificulta o impide la compatibilidad con los sistemas operativos más antiguos, todo apunta que la medida es puramente comercialpara “obligar” a los usuarios a migrar a Windows 10.

Ciertamente, Microsoft puede soportar en sus sistemas el hardware que crea conveniente, pero el problema es que Windows 7 y Windows 8.1 siguen siendo soportados oficialmente por la compañía.

Si el soporte de Windows 7 es el extendido y Microsoft puede escudarse en ello, el caso de Windows 8.1 no tiene disculpa, porque todavía está en soporte estándar (hasta enero de 2018) y se extenderá hasta enero de 2018. Microsoft debería haber esperado -al menos- hasta entonces, para tomar una medida criticada de forma masiva por clientes y analistas.

Incluso, ciertos modelos de la generación anterior de Intel, Skylake, tampoco recibirán actualizaciones en Windows 7 y Windows 8.1 y tendrán que migrar a Windows 10, según explican en Ars Technica.

No es razonable. Windows 10 -en nuestra opinión- no necesita estos subterfugios para ganar mercado, sino mejoras y novedades como las que estamos viendo en la última versión Creators Update. Sin embargo, la elección del cliente por un sistema u otro debería ser respetada al menos hasta la finalización del soporte oficial.

¿Y si el usuario enfadado se pasa a una plataforma alternativa como Linux o a Mac? ¿O descarta la compra de nuevo hardware Intel o AMD porque no puede ejecutar en ellos su sistema operativo favorito? Microsoft controla el escritorio informático de forma absoluta, pero nada dura para siempre.

Microsoft bloquea actualizaciones en Windows 7 y Windows 8.1 con CPUs Kaby Lake o RYZEN

El gigante de Redmond ha llevado a cabo una medida bastante cuestionable, ya que ha bloqueado las actualizaciones en Windows 7 y Windows 8.1 para equipos que hayan sido actualizados a procesadores Kaby Lake o RYZEN de AMD.

En la página web de soporte oficial de Microsoft podemos leer todos los detalles, aunque el tema también se ha tratado en profundidad en los foros de Reddit. Según hemos podido leer al buscar actualizaciones los usuarios reciben un aviso que dice lo siguiente:

“Tu PC utiliza un procesador que no tiene soporte en esta versión de Windows”.

Básicamente se trata de un mensaje de error que avisa de que el procesador que utilizamos no recibe soporte oficial en Windows 7 ni en Windows 8.1, y que impide por tanto mantener el sistema operativo actualizado ya que realiza un bloqueo total.

Cuando buscamos una solución en la web oficial de soporte de Microsoft vemos que la respuesta es simple, ninguno de esos sistemas operativos soporta los procesadores Kaby Lake, RYZEN y Snapdragon 820 o superiores, y la única opción que nos da es actualizar a Windows 10.

Dicho sistema operativo es el único con soporte de dichos procesadores, así que si queremos seguir utilizando Windows 7 o Windows 8.1 y mantener la posibilidad de recibir actualizaciones no nos queda otra que limitarnos a las generaciones anteriores, es decir, Skylake de Intel y procesadoresAMD basados en la arquitectura Bulldozer, incluidas sus variantes más actuales (Excavator).

La mayoría de los usuarios no han dudado en mostrar su descontento ante esta medida, pero también hemos podido ver algunas opiniones a favor en Reddit, donde algunos han comentado que esta decisión de Microsoft es comprensible ya que se trata de actualizaciones que no han sido probadas con esos nuevos procesadores, y que podrían acabar dando problemas.

Windows 7 gana mercado frente a Windows 10

Windows 7 aumentó cuota de mercado en el mes de febrero provocando la caída de Windows 10, de acuerdo con los datos de la firma de análisis NetMarketShare.

Windows 7 sigue siendo el rey en sistemas operativos de escritorio. Subió más de un punto en el mes de febrero hasta el 48,41 por ciento. Es decir, la mitad de los ordenadores personales mundiales siguen corriendo Windows 7. Y ello a pesar que hace unos meses se cerró la venta de PCs OEM con el sistema y del impulso que Microsoft está dando a Windows 10.

Un Windows 10 que retrocede. Fueron apenas unas décimas pero suficiente para cortar la tendencia ascendente que duraba más de un año y que le ha llevado a superar el 25% de cuota. Lo de Windows 10 es un “quiero y no puedo”. Está instalado en uno de cada cuatro PCs mundiales y la nueva versión Creators Update apunta interesantes novedades, pero su cuota sigue por debajo de las previsiones y tendrá complicado superar a Windows 7 en cuota de mercado en diciembre de 2017, como decía la extrapolación de los datos de 2016.

Windows 10 también baja en Steam, la plataforma de juego de Valve y uno de los servicios donde mayor cuota de mercado ha alcanzado el sistema.

Entre lo positivo para Microsoft, destacar la bajada de cuota de mercado de Windows 8.1 y de Windows XP, aunque éste todavía tiene el 8,45%. Enorme para su longevidad y falta de soporte técnico.

Por lo demás, el OS X de Apple se mantiene en los entornos del 6% (con la suma de las distintas versiones), lo mismo que Linux por encima del 2 por ciento.

Windows 7 no cumple con las exigencias de la tecnología moderna

“Hoy en día, Windows 7 no cumple con las exigencias de la tecnología moderna, ni con los requisitos de alta seguridad de los departamentos de TI”, asegura el responsable de Windows en Microsoft Alemania en una entrada en el blog TechNet.

El artículo de Markus Nitschke es una entrada promocional de Windows 10 (especialmente para su uso en empresas) y como tal hay que entenderlo, aunque no deja de sorprender como todo un jefe de división regional “critica” al que ha sido (y es) uno de los sistemas operativos más exitosos de la historia de Microsoft. Un sistema que por cierto, cuenta con soporte oficial hasta el 14 de enero de 2020.

Nitschke comenta que el uso continuado de Windows 7 “aumenta los costes de mantenimiento y operacionales de las empresas, del mismo modo que se pierde tiempo innecesariamente luchando contra ataques de malware que podrían haberse evitado mediante la actualización a Windows 10″.

Windows 7 está basado en “arquitecturas de seguridad obsoletas”, explica. “Muchos fabricantes de hardware no proporcionan controladores para Windows 7 y muchos desarrolladores y empresas se abstienen de liberar programas para sistemas obsoletos”. Ya lo vimos con Windows XP: “las empresas deben tomar medidas tempranas para evitar riesgos o costes futuros”, dice.

Frente a Windows 7, Microsoft propone dar el salto a Windows 10, “un sistema que ofrece a nuestros clientes el más alto nivel de seguridad y funcionalidades de vanguardia”. Nitschke comenta las virtudes de Windows 10 Anniversary Update para empresas, que además de las características en seguridad, productividad, estabilidad, soporte y entretenimiento de la versión de consumo, ofrece beneficios específicos tales como infraestructura en nube mejorada, compatibilidad mejorada y 900 de sus mayores partners entrenados para el despliegue de Windows 10.

Finalmente, Microsoft recuerda las mejoras que van a llegar con la nueva versión de Windows 10, Creators Update, en una clara apuesta por su último sistema operativo y no por Windows 7, que solo va a recibir parches de seguridad y “críticas” que pueden sorprender cuando llegan de su mismo creador y el sistema es usado todavía por la mitad de ordenadores mundiales.